Dia 0: Qué nervios

Hola

Aunque el título de este blog suene a algo casi reivindicativo, la verdad que es todo lo contrario.

Quizás lo mejor es presentarme y desde ahí comenzar a explicar el por qué del nombre y el ojetivo de este blog y de esta manera encuadrar un poco (no soy muy partidario de fajar las cosas y menos en sus inicios) lo que vaya apareciendo por aquí. Valga como anticipo que el nombre de esta entrada tiene una pequeña lógica y es la de darle un formato de diario a este blog y ya iremos descubriendo el motivo.

Me llamo José Antonio Galaso y desde hace algo más de un año trabajo en un proyecto que me apasiona y que ha pasado a ser una de mis experiencias vitales más importantes en todos los aspectos de mi vida: el CitiLab.

Desde hace unas semanas, los que trabajamos en este proyecto, hemos desencadenado un proceso de autocrítica y repensamiento de muchas cosas que debe desembocar en acciones concretas sobre aspectos del CitiLab.

Pero como yo soy un impaciente, no he podido esperar a las acciones, así que ya me he puesto manos a la obra y entre otras muchas razones decidí cambiar mi oficina y algunas de mis funciones a otro espacio físico y de responsabilidad del centro, lo que me implica casi empezar de 0.

Ni me importa, ni me asusta. No es la primera vez que tengo una experiencia así y arropado por la gran familia que hay aquí no hay que tener miedo de nada.

La cuestión es que he cogido mis bártulos (siempre me acuerdo da la definición que se da en La Tesis de Nancy) y todos juntos nos hemos ido a un espacio dentro del centro.

Un espacio que nunca fue pensado para oficina porque está en medio de una sala inmensa donde la gente viene a hacer de todo y donde yo quiero establecer una oficina sin saber que va a pasar dentro de ella, porque como estamos repensandolo todo no se como va a acabar la cosa.

La idea que me ha surgido es compartir con cuanta más gente mejor todo este proceso, es decir, que cosas me pasan cuando quieres montar una oficina en un sitio que no está pensado para ello y cuando no tienes claro para que la quieres.

Dando una vuelta de tuerca más, si querer pasarme de pedante, podemos hacer una pequeña metafora. ¿Qué pasa cuando quieres empezar una negocio en un mercado en crisis y con una competencia que no te va a aceptar y tampoco sabes muy bien como hacerlo?. Cierto paralelismo si que parece que existe.

Poco a poco, ire contando aspectos de las dos vertientes e invitando a todo el que quiera a participar en este proyecto, de la forma que más le guste, como observador, como crítico o como participe activo en la creación de la obra.

Para mi es un proceso creativo e innovador y usando la filosofía del CitiLab lo innovador es incorporar a todos desde el primer momento, gente que puede aprender, gente que aporta experiencia, gente que aporta conocimiento, gente que aporta críticas o gente que solo quiere mirar.

Da igual que quieran hacer, cuantos más seamos mas pensamiento y conocimiento habrá en la creación y cuanto más diferentes más completa será.

Bueno, no me enrrollo más. Empieza la aventura. ¿Te quieres sumar?. Solo tienes que sindicarte y leer de vez en cuando, si te aporta cosas, por reciprocidad, deja cosas, para ti, para mi y para todos.

Anuncios

5 pensamientos en “Dia 0: Qué nervios

    • Me lo voy a leer, pero como le he dicho a Laia en mi sala de reuniones (la mesa de la esquina del bar), la próxima vez me hacéis un resumen y me enviáis un vídeo, que yo soy un inculto

  1. Pues me parece una idea muy buena! me conectaré a tu blog y todo lo que se me ocurra que pueda venir bien a un “sin oficina” te lo enviaré.

    Suerte que en momentos de estress no te puedas tirar por la ventana, porque no tienes noo??

    1 abrazo

  2. La opción de escribir, al menos para mi tiene varios significados. Una porque es parte del proyecto de innovación, otra porque quiero compartir experiencias con la gente y generar conocimiento entre todos y la última porque a nivel personal es una forma de reflexionar sobre muchas cosas que tengo en la cabeza.

    Sobre tu pregunta, te contestaré lo que me pide el cuerpo tomando un café, que por aquí todo se sabe. Pero creo que tu sabes muy bien donde tienes la oficina y lo haces de maravilla: Tu oficina esta donde están tus clientes.

    Los otros espacios son sitios donde a los demás les gusta verte para saber que la organización es cojonuda

  3. Eres un fenómeno Jose. Seguiré el tema a ver como evoluciona tu no-oficina. Y ahora que lo pienso yo estoy en el extremo contrario. Ya sabes que tengo dos despachos en Savac, uno en Bcn y otro en Bilbao. Ahora que tengo también la gorra de GFI estoy a punto de tener otro en Madrid. ¿Crees que debería hacer el contra-blog de “Con varias (demasiadas) oficinas”? 😉

    Te seguiré. Suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s