De hormiga a hormiguero

hormigaLlevo un tiempo del dia leyendo (en diagonal) articulos referentes a Management y me estoy dando cuenta que hay un factor común en casi todos, considerar que el tipo de objeto alrededor del que gira esta función ha cambiado: El proyecto ha dejado de ser un mega proyecto para ser pequeños proyectos.

Hasta hace unas décadas, se consideraba que aplicar pautas de management a cierto tipo de proyectos de bajo volúmen era perder el tiempo, o como se solía decir matar moscas a cañonazos. Así que cogimos el hábito (por favor si lo leen en sudamérica recuerden que soy español y coger es tomar, agarrar, etc…) de decir que este proyecto lo gestiono yo con un lapiz y un papel y cuartro reuniones bien montadas. Y va a ser que no.

Empezamos a darnos cuenta que era más complicado de lo que parecía, que los actores del proyecto erán más escurridizos de lo que cabía esperar, que la definición de objetivos era más imprecisa de lo que podíamos soportar y que los procesos de producción tenían más feed-back de lo esperado para la rentabilidad del proyecto.

Y claro, no eran cosas complicadas, pero tantos fracasos juntos empieza a asustar. Y entonces se nos encendió la bombilla de emergencia y comenzamos a utilizar frases defensivas, cuando no duras para los que estaban en el otro lado de la mesa: Indefinición de especificaciones, falta de implicación, diversidad de lenguajes, riesgos y planes de contingencias, etc… Vamos, todo para justificar en el kick-off (la reunión de inicio del proyecto) que eso iba a ir muy mal, pero que iban a pagar las facturas de todas maneras.

Ahora comenzamos a ver que aunque el proyecto sea pequeño (en cuanto a personas implicadas, tiempos y esfuerzos) las complejidades son muchas, por que la diversidad no la cambias ni a patadas y tienes que convivir con ella. Por que los objetivos cambian (y es lícito) ya que los receptores del producto descubren cosas mientras trabajan contigo (ohhh!!!! por fin lo vimos!!!! ellos también forman parte de la producción). Por que lo de hacer un prototipo para replicarlo industrialmente funcionaba en los Liberty Boats pero ahora no: estamos en la sociedad del conocimiento por si alguien no se ha enterado.

En fin, que si no vemos a las hormiguitas en vez del hormiguero (no tiene nada que ver con el programa de televisión) la acabamos liando. Y sobre todo y lo más importante, que las hormiguitas están muy organizadas pero que se unen para atacar un problema y entonces se organizan en función de lo que han de hacer y cuando hay otro problema se vuelven a organizar. En fin, que estamos aprendiendo lo que la madre naturalez aprendió hace millones de años. Joer!!!! que listos que somos, en las universidades si en tres años no aprendes (6 convocatorias a examen) te vas a la calle.

Que ya no hay grandes cosas, sino pequeñas que se enlazan y por lo tanto no podemos ir de elefante por cacharreria. Crear, conectar, abrir, transparentar son las claves del éxito en la sociedad a la que nos acabamos de asomar

Blogged with the Flock Browser
Anuncios

Un pensamiento en “De hormiga a hormiguero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s