En las Nubes

nubeHace tiempo utilizar esta expresión era sinónimo de decirle a alguien que no estaba aterrizado y que sus ideas no eran más que eso: ideas. Como si no tuvieran futuro.

Hoy en dia, lo de la nube parece el futuro, evidentemente con otra acepción y entendiendo por nubo ese conglomerado de ordenadores, conexiones, comunicaciones y demás tecnología que nos permite conectarnos y compartir y enriquecer todo aquello que hacemos y nos interesa, por lo que nuestra idea tiene más posibilidades de acabar siendo una relaidad tangible.

¿Es la nuebe el futuro? La verdad que contestar a esta pregunta me parece una osadia en este momento, dados los tiempos en los que estamos, lo experimental que son muchas cosas (no tanto las tecnologias pero si su utilización) y lo revuelto que está el panorama desde el punto de vista de cuales son los papeles que han de jugar las personas en todo este nuevo modelo social y económico.

De momento la nube, tiene más formato de niebla que de otra cosa y andamos todos a tientas intentando averiguar donde estamos y donde están los demas y como llegar hasta ellos. No tanto en el aspecto de la conexión (santas telecomunicaciones nos bendicen en ese aspecto), sino en el que hacemos con ellas y como construimos un modelo social y económico donde todos ganemos. La nube es pues, un nuevo escenario donde se ha de experimentar y donde se ha de ver como funcionan las cosas. Intentar entrar en ese territorio con pie firme tiene tantas posibilidades de éxito como las que tenían los colonos en cualquier épcoa histórica y en cualquier territorio, es decir, todo depende de lo bien que te las ingenies.

Evidentemente, eso no quiere decir que haya que desistir de la idea, creo que es un concepto tremendamente interesante desde todos los puntos de vista. Social, empresaria, innovador, etc… y que hay que experimentar. Y como dicen todos los manuales de gestión, los experimentos hay que hacerlos de manera que no se comprometa lo que es el corazón de la actividad.

Dicho esto, la nube se posiciona como una forma de trabajo para abrir la empresa, las ideas y ciertas actividades (por que no, operativas) a un gran conjunto de gente y que al mismo tiempo devuelvan sus ideas y resultados. Es decir, el fin de los departamentos de atención al cliente como los entendemos en este momento.

Para poner esto en marcha es necesario tener claro cual es el experimento y que hay que observar, una vez hecho esto ponerse las pilas y dedicar un equipo a que ponga en marcha los experimentos y los tenga monitorizados (no controlados, que la gracia de la nube es que ella control la actividad) para acabar con el informe de investigación oportuno que decida para que va a usar la nube la organización.

Sinceramente, aplicar cualquier receta mágica para entrar en la nube es altamente arriesgado en este momento y no producir experimentos y olvidarse de ella es tomar una decisión estratégica de jugar en un tablero que margina un montón de oportunidades de actividad y de posible negocio.

No para, pero no suicidarse. Las nubes son algo más que los elementos publicitarios de ciertas compañías aéreas.

Blogged with the Flock Browser
Anuncios

Un pensamiento en “En las Nubes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s